jueves, 23 de enero de 2014

Bizcochitos de avena con frutas de Taiwán y manzana asada


Hace unos meses recibimos la visita de unos amigos que viven en Taiwán (Ramses, Tai y su niña Alexia) y como en otras ocasiones nos trajeron algunos productos de allí. Esta vez fueron (entre otras cosas) unas frutas deshidratadas que hoy he usado para añadir a estos bizcochitos. 
Tienen un sabor ácido muy agradable, las frutas no las conozc (se me olvido preguntarles, teníamos tanto de que hablar) lo cierto es que las comparo con frutas que comemos nosotros y como mucho diría que una es albaricoque aunque por su forma no la reconozco.


Estas son las que he usado, la redonda que esta partida a la mitad se parece a una naranja pequeñita y las amarillas a los albaricoques, las otras dos no me recuerdan a ninguna fruta. 
También me trajeron estas 


No las he probado todavía, tampoco se de que se trata, preguntare a mis amigos para que me saquen de dudas.
Vamos con la receta
Ingredientes
  • 2 huevos M
  • 1/4 taza de azúcar mascabado (o azúcar moreno)
  • 1 yogur natural edulcorado
  • 1 cucharada de melaza (o miel)
  • 125g de manzana asada (o rallada)
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • 1 taza de harina
  • 1/2 taza de salvado de avena
  • 1 taza de copos de avena
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 50g de frutas deshidratadas al gusto
  • Nueces peladas para decorar
Precalentamos el horno a 180C.
En un bol grande batimos los huevos con el azúcar, añadimos el yogur y seguimos batiendo. Echamos la melaza, la manzana asada y el aceite y volvemos a batir.
Echamos ahora la hárina y batimos hasta incorporarla a la masa. Añadimos la canela, el salvado y los copos de avena y mezclamos con una cuchara.
Repartimos la mezcla en los moldes, podéis usar moldes de magdalenas. Decoramos con las nueces por encima de la masa.
Horneamos 18-20 minutos, comprobamos pinchando con un palillo si sale limpio estarán listos. Sacamos y reposamos en el molde dos minutos, después los desmoldamos y enfriamos sobre una rejilla.


Son una buena opción para el desayuno o la merienda.
Desde aquí les quiero dar las gracias a mis amigos por traerlos porque me gusta mucho probar productos de otro país, algún día espero poder ir a Taiwán y degustarlos allí.

No hay comentarios: