jueves, 3 de marzo de 2016

Corona de pistacho y azahar


A veces, un simple bocado sirve para hacernos viajar con los ojos cerrados....así comienza esta receta de Ibán Yarza y Alma Obregón en el libro ¿Hacemos pan?. Aunque a mí esta corona no me traslada precisamente a mi niñez, ya que en mi casa mi madre era más de bizcochos y arroz con leche, he podido imaginar un viaje al lejano oriente al probar esta deliciosa corona con ingredientes muy usados en la reposteria marroquí como el pistacho, la miel el agua de azahar. 
Disfruto mucho cuando preparo bollería como esta y el resultado es muy satisfactorio. No resulta muy complicado, solo necesita tiempo y hacerlo con mucho amor.
El relleno de mi corona es diferente al del libro, se puede hacer con los ingredientes que más te gusten. En la receta original es de pistacho y harina de trigo floja.

Ingredientes
300 g de harina de fuerza
80-90 g de leche
50 g de mantequilla blanda
1 huevo
30 g de azúcar (yo no la he puesto para que sea menos dulce)
20 g de miel
1 cucharadita de agua de azahar 
50 g de pistachos molidos muy finos 
1/2 cucharadita de sal
9 g de levadura fresca (1 cucharadita de la seca de panadería)
Relleno 
100 g de almendras crudas fileteadas
50 g de pasas
30 g de azúcar de caña
30 g de mantequilla blanda
10 g de harina de avena

En un bol mezclar la harina y el pistacho molido, añadir el resto de ingredientes y mezclar a mano o en amasadora. Al principio la masa será pegajosa, pero enseguida se volverá manejable. Amasa unos 5-7 minutos hasta que la masa esté fina. Notarás pequeñas partículas un poco más bastas a causa del pistacho. No te preocupes, es normal.


Déjalo fermentar tapado durante 1 1/2 hora en un sitio tibio. Pasado ese tiempo, la masa se habrá hinchado y estará relajada. También se puede meter en la nevera hasta el día siguiente y continuar entonces.
Elimina el aire de la masa aplastándola sobre la mesa. Luego hazla girar sobre un eje imaginario para darle forma redonda, al tiempo que ejerces un poco de tensión.
Deja reposar la masa 15 minutos, mientras prepara el relleno. Junta todos los ingredientes y mézclalos en un bol, con la mano o con cuchara, hasta obtener una mezcla basta y jugosa.

Estira la masa on el rodillo hasta formar un rectángulo muy largo, de casi 1 metro de longitud y unos 20 cm de ancho. Empieza por la mitad y estira hacia un lado; luego vuelve al medio y estira el otro lado. 


Coloca el relleno de forma homogénea sobre la masa. Procura que no queden grandes huecos sin relleno.


Enrolla la masa por su lado más largo. Intenta aplicar algo de tensión, para aprisionar bien los ingredientes y homogeneizar la masa. Al terminar obtendrás una especie de brazo de gitano largo.


Precalienta el horno a 180 C.
Para trenzarlo, córtalo en dos longitudinalmente en toda su extensión. Quedarán dos mitades iguales que mostraran varias capas con relleno; trénzalas un poco prietas. Pasa sucesivamente un lado por encima del otro.
Coloca la trenza sobre una hoja de papel de hornear en la bandeja del horno dándole la forma de corona. Une el principio con el final.


Pincela la corona con huevo (upps..yo no lo hice) y cuécela unos 30-35 minutos a 180 C.
Deja enfriar sobre una rejilla antes de comértela. 



No hay comentarios: