martes, 1 de marzo de 2016

Galletas de trigo sarraceno y semillas de amapola



  
Tenía muchas ganas de probar esta hárina de trigo sarraceno y para empezar que mejor que con unas galletas, también tengo idea de hacer pan. La textura de estas galletas es muy peculiar, se parecen a las pastas de té pero con una textura un poco arenosa y de un sabor muy diferente a la harina de trigo. 
Este seudo cereal es apto para celiacos y se considera la "reina de la proteína vegetal" debido a su alto contenido en proteínas (entre un 10 y un 13 %), y a su gran disponibilidad (se calcula que podemos asimilar el 70 %). A la vez es muy rico en lisina (aminoácido escaso en las proteínas vegetales) y en otros aminoácidos esenciales (argininametioninatreonina y valina). Reduce los niveles de colesterol y tiene efectos antiinflamatorios. 
Para saber más sobre esta planta: https://es.m.wikipedia.org/wiki/Fagopyrum_esculentum
 Y después de ver lo bueno que es vamos con la receta.

Ingredientes
100 g de harina integral ecológica de trigo sarraceno
35 g de maicena
1/2 cucharadita de levadura sin gluten
1/4 de cucharadita de sal
1 1/2 cucharaditas de semillas de amapola
60 g de aceite de oliva
50 g de azúcar mascabado
1 huevo M
1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

En un bol ponemos las harinas, la levadura, las semillas de amapola y la sal, mezclamos. En otro bol batimos el aceite y el azúcar hasta que se integren, añadimos el huevo y la vainilla y lo mezclamos. 
Unimos los ingredientes hasta conseguir una masa cremosa. Metemos la masa en una manga pastelera con una boquilla rizada y la introducimos en la nevera una media hora. 
Precalentamos el horno a 180 C. Forramos una bandeja de horno y formamos con la manga pastelera las galletas.


Metemos la bandeja al horno unos 10 minutos hasta que estén un poco doradas. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 
Guárdalas, para conservar, en una lata o tarro de cristal.

 

No hay comentarios: