sábado, 21 de diciembre de 2013

Albóndigas de bacalao fresco


Esta forma de preparar el pescado es un poco más laboriosa que si lo freímos o lo hacemos en salsa de la manera tradicional, pero el resultado es tan rico (o más) y tan apetecible a simple vista que merece la pena esforzarse un poco.

Ingredientes: 
  • Una cola de bacalao fresco, pedir que os saquen los lomos y reservar las espinas y la piel para el caldo.
  • Un puerro y una zanahoria para el caldo
  • Una cebolla
  • Un huevo
  • Una cucharada de pan rallado
  • Perejil picado
  • Ajo en polvo
  • Harina
  • 3 pimientos del piquillo
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.
Lo primero que hacemos (si no os lo han hecho en la pescadería) quitar la piel al pescado y todas las espinas. 
En una cazuela preparamos el caldo con las espinas, la piel, el puerro limpio, la zanahoria pelada y sal al gusto. Cocemos 20 minutos, desespumamos de vez en cuando. Colamos el caldo y reservamos.
En una sartén ponemos un chorrito de aceite y sofreímos la cebolla picada. Cuando este transparenté separamos una cuarta parte que reserváremos en un plato, añadimos a la sartén los pimientos en tiras grandes, cocinamos unos minutos. Añadimos una cucharadita de harina, rehogamos y añadimos un vaso del caldo de pescado. Cocinamos 5 minutos más.


Pasamos la salsa al vaso de la batidora y la trituramos. La echamos en una cazuela añadimos pimienta negra recién molida y reservamos.


Deshacemos el pescado en un bol, también se puede picar con la picadora. Añadimos el huevo batido, el pan rallado, el perejil picado, el ajo en polvo, la cebolla reservada en el plato, sal y pimienta negra molida.


 Mezclamos bien y hacemos las albóndigas con ayuda de harina.


En una sartén con bastante aceite caliente freímos las albóndigas hasta que se doren un poco por ambas caras. Las sacamos y las ponemos en la cazuela con la salsa.
Ponemos la cazuela en el fuego medio y cocinamos 5 minutos.  Reposamos y servimos con un poco de perejil picado.
Buen provecho!!

No hay comentarios: