jueves, 21 de noviembre de 2013

Magdalenas de arándanos


¿Cuándo comer las magdalenas dulces?
No hay que seguir a Proust al pie de la letra hasta el punto de reservar las magdalenas para la hora del té. El café o el chocolate son igual de adecuados. Una copita de licor con una Magdalena hecha en casa es una solución infalible para esa visita sorpresa. O pueden constituir un capricho a la vuelta de un paseo. Este pequeño dulce será bienvenido en muchas ocasiones, por ejemplo, como complementó de un piscolabis, con una copa de helado o un sorbete y con otros dulces a base de fruta y coulis. Unas magdalenas siempre son un bocado muy apetecible en cualquier ocasión.
Esta receta es de un libro de la editorial Tikal 


Y la receta hoy no la voy a escribir, que ya he tecleado mucho!! 
Os dejo la foto del libro :)
.

Bueno por sí no se ve bien os escribo los ingredientes

  • 250g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 100g de azúcar en polvo
  • 1 limón 
  • 2 huevos
  • 1 yogur natural 
  • 130ml de aceite de girasol (yo puse de oliva suave)
  • 200g de arándanos
El proceso para hacerlas creo que se ve bien en la foto y si no como las hacemos normalmente.
A disfrutar!!

No hay comentarios: